No hay nadie como H. Simpson para mirar la vida con optimismo. TweetComparte con tus amigos